Repasaron cerca de 20 puntos a resolver o mejorar del sistema educativo, y quedaron en volver a reunirse el último viernes de cada mes para evaluar los avances.

Con la idea de analizar la marcha de los diversos procedimientos de gestión del sistema escolar, el ministro de Educación, Marcelo Amitrano, mantuvo un encuentro este viernes con supervisores de todas las regiones.

Durante la charla, los supervisores aprovecharon para incorporar a la agenda cerca de 20 situaciones sin resolver, que quedaron pendientes de la gestión anterior. Entre ellas, la necesidad de construir nuevos edificios escolares para dar respuesta a la creciente demanda en territorio capitalino, Villa Mercedes, Candelaria, Villa de Merlo y La Punta.

También se habló de reorganizar algunos establecimientos y la necesidad de definir cómo se completa o reorganiza el tercer ciclo de la EGB en la provincia. Además, se puntualizó en tomar decisiones sobre la obligatoriedad de la Sala de 4 años, jerarquizar el Nivel Inicial y analizar la realidad de los jardines maternales.

Asimismo, conversaron sobre cargos vacantes en supervisión, diseños curriculares provinciales y la necesidad de aprobar un nuevo formulario del Concepto Profesional Docente. En ese contexto, se dialogó sobre establecer la carga horaria de directivos, preceptores y secretarios según los índices salariales establecidos por Recursos Humanos.

“Por su tarea, los supervisores atraviesan distintos puntos del sistema educativo. Lo que necesitamos es que por ser una unidad, puedan ofrecer opiniones consensuadas sobre los temas”, resaltó Amitrano.

El ministro también dijo que son muchos los puntos por revisar y optimizar, por lo que gradualmente y en forma ordenada se irán mejorando. Y subrayó que acordaron que el último viernes de cada mes se reunirán para tratar los diversos temas y analizar los avances.

Nota y fotos: Darío Calderón – Prensa Ministerio de Educación.