Se trató de un encuentro para explicar el proyecto y despejar todas las dudas de los tutores. La iniciativa fue bien recibida y quedaron en volver a reunirse con los docentes que participarán de la iniciativa.

 

Un grupo de casi veinte papás, que querían conocer más detalles de la escuela innovadora que se proyecta en el Sporting Club Victoria, se reunieron este martes con el ministro de Educación, Marcelo Amitrano. La actividad tuvo lugar por la tarde en la tradicional sede de Avenida Lafinur y asistieron también dirigentes de la institución.

En diálogo con los tutores, el funcionario manifestó que la escuela está pensada para recibir alumnos de 8 años en adelante, que sepan leer y escribir, comprender textos y las operaciones básicas de matemática. “Se enseñarán todos los contenidos de las escuelas tradicionales, pero a partir de los deportes del club, como vóley, patín y fútbol. Desde la práctica de esas disciplinas se abordarán las materias. La idea es que aprenden desde lo que a los chicos les gusta hacer. Se otorga el mismo título que cualquier escuela y el plan de estudio será oficializado”, aseveró.

También, dijo que trabajarán seis docentes, uno para cada día de la semana, más otro que llevará la parte administrativa. “La matrícula será de cien chicos, veinte con cada docente. Trabajarán en Matemática, Lengua, Ciencias Naturales y Sociales, y Arte Juego y Deportes”, precisó. En ese sentido, agregó que deberán cumplir 35 horas semanales de estudio, pero la distribución la definirán libremente los papás con el club.

Al respecto, añadió que la idea es que los educadores designados acompañen a los chicos durante todo el proceso hasta que concluyan la escolaridad, con el objetivo de que el vínculo sea más cercano y personalizado. Y remarcó que las reglas de convivencia las definirá el club con los papás y la comunidad educativa.

Sobre la modalidad institucional, Amitrano subrayó que será no graduada, por lo que cada alumno avanzará a medida que adquiera los conocimientos hasta que se reciban, más allá de la edad. “Cada uno llevará su propio ritmo de aprendizaje. El Ministerio evaluará y certificará que el alumno adquirió los conocimientos estipulados por la Ley de Educación”, afirmó.

En relación a los beneficios de poner en marcha esta innovadora modalidad, el titular de Educación señaló que ayudará a ampliar la oferta escolar en poco tiempo y permitirá revalorizar la actividad de los clubes. “Asimismo, de esta forma la escuela estará donde están los chicos, lo que permitirá combatir la deserción”, puntualizó.

El ministro igualmente comentó que la innovación implicará lo edilicio, que habrá una puesta en valor del club por parte del Estado, y que el mismo criterio se aplicará en el mobiliario, que será “atractivo, flexible y amigable para los chicos”.

“Tenemos que lograr que estén cómodos y no frustrar sus intereses”, recalcó. Y explicó que este miércoles se avanzará en Villa Mercedes para hacer algo similar con el Club Alberdi, y que ya recibieron propuestas para emprender proyectos a partir de otros ejes como el calentamiento global, los alimentos y la música.

“Van a aprender si darse cuenta”

El proyecto fue bien recibido por los tutores. Tal es el caso de Susana, que tiene a su nieto en la categoría 2005, en fútbol. “Es lo más interesante que he visto, porque al hacer lo que les gusta van a aprender sin darse cuenta”, consideró.

Para Rosa, mamá de Lucas, que todas las semanas lleva a su hijo a los entrenamientos de la categoría 2004 de fútbol, sumarle la escolaridad es una gran idea. “Está muy bueno que aprenda con el deporte, que es lo más sano y que los saca de las calles. Yo quiero que venga a esta escuela”, dijo.

Mientras que Cristina consideró que “es un proyecto potable” y que “el desafío estará en la coherencia de padres y docentes para que todo salga bien”. Su amiga, Laura, que vive en El Volcán y vino a presenciar la charla, manifestó que “se plantea un cambio necesario con esta modalidad nueva de educación”.

Nota y Foto: Darío Calderón – Prensa Ministerio de Educación.