Este miércoles se llevó a cabo, en la escuela N° 74 de Concarán, la muestra de instancia regional de la “Feria de Ciencias 2023”. Participaron 26 proyectos de diferentes escuelas de la Región N° 3  donde niños, niñas y adolescentes presentaron sus trabajos realizados junto a sus docentes.

Elaboración de pigmentos naturales, huertas hidropónicas en las escuelas y control de las emociones fueron algunas de las temáticas elegidas por los niños, niñas y docentes para realizar sus trabajos. En algunos casos con códigos QR explicativos, material audiovisual, láminas y souvenirs de regalo para los visitantes. Todos desplegaron sus trabajos realizados durante meses para poder, luego de haber pasado la etapa interescolar, pasar la regional y poder presentarse en la etapa provincial que se desarrollará el próximo mes.

“El objetivo fundamental de la Feria de Ciencias son los proyectos pedagógico-didácticos. En esto está involucrada toda la comunidad. Participan los chicos, los padres, los docentes, pero lo más importante es tratar de despertar la curiosidad de los nenes para que busquen, a través de la experimentación y la innovación, nuevas maneras de aprender. Los alumnos son los verdaderos protagonistas de la jornada”, destacó el Supervisor educativo de la Región III, Walter Núñez.


María Sofía Bartolomei y Yamila Pérez, representando a las escuelas N°222 “Granadero Dionisio Morán” de Los Chañares y N° 393 “Granadero Juan Manuel Moreno” de La Lomita, presentaron un proyecto innovador y ecológico: “Vinimos a presentar las macetitas biodegradables hechas con restos de yerba. La idea surge por la problemática que hay al desperdiciar mucha materia orgánica tirando la yerba. Quisimos hacer macetas para evitar el estrés vegeta de las plantas y contribuir al medioambiente”, contaron. El proceso de elaboración consiste en secar la yerba usada, mezclar con harina y agua, dar forma de pequeña maceta y hornear 45 minutos. Sirven para realizar trasplante de plantas ya que, al ser biodegradables, se pueden enterrar.

Franchesca y Clara van a primer grado del Centro educativo N° 17 “Hipólito Irigoyen” de la localidad de Santa Rosa del Conlara. Ellas, junto a sus compañeros y docentes, eligieron trabajar con la historia de “Bonko”, un simpático personaje que, al tener un mal día por una seguidilla de sucesos desafortunados, debe aprender a controlar y manejar su enojo. “Para manejar el enojo hay que respirar hondo y contar hasta diez. Así podemos controlarnos”, contaron las niñas, acompañadas de muñecos de tela del personaje. Este trabajo de control de las emociones es muy importante para trabajar conflictos dentro y fuera del ámbito escolar, según manifestaron las docentes acompañantes.

Nota y fotos: ANSL Junín.

La entrada Concarán: los proyectos estudiantiles fueron protagonistas en la nueva edición de la Feria de Ciencias se publicó primero en Agencia de Noticias San Luis.