Declararon de interés legislativo las actividades organizadas por el Ministerio de Educación, a través del Subprograma de Nivel Inicial, en el marco del Día de los Jardines de Infantes y de la Maestra Jardinera, en homenaje a la “Maestra de la Patria”, Rosario Vera Peñaloza.

El Ministerio de Educación, a través del Subprograma de Nivel Inicial, celebra cada 28 de mayo el Día de los Jardines de Infantes y de la Maestra Jardinera. Este año, el festejo abarcó las distintas regiones educativas desde el día 28 de mayo al 1º de junio. Las actividades recreativas e informativas con intencionalidad lúdica, tomando el juego como  medio de socialización, sabiendo que es una actividad innata del niño y uno de los procesos más importantes que dará resultados en su desarrollo, interacción y comportamiento en la sociedad.

A su vez, en memoria a la precursora y defensora de la educación de los niños, Rosario Vera Peñaloza, se celebra en nuestro país cada 28 de mayo el Día de los Jardínes de Infantes y de la Maestra Jardinera.

Rosario Vera Peñaloza nació el 25 de diciembre de 1873, en un pueblo llamado Atiles, en La Rioja. Dedicó toda su vida a la enseñanza preescolar y la creación de jardines de infantes. Fue fundadora del primer jardín de infantes argentino.

El Consejo Nacional de Educación le encargó la formación del primer museo argentino para la escuela primaria, hoy Complejo Museológico del Instituto “Félix Bernasconi”.

Luego de una admirable trayectoria, ejerciendo el magisterio en La Rioja, Córdoba y Buenos Aires, llegó a inspectora de Enseñanza Secundaria, Normal y Especial. Rosario Vera Peñaloza Falleció el 28 de mayo de 1950, es por eso que se toma esa fecha para conmemorar en su honor el Día de los Jardínes de Infantes y de la Maestra Jardinera.

La educación es la piedra basal y la herramienta transformadora de toda sociedad, es por ello que debemos resaltar la importancia del nivel inicial y de las maestras de nivel inicial. Las maestras jardineras, que inspiradas en el ejemplo de Rosario Vera Peñaloza, día tras día con cariño, dedicación y esmero siembran las primeras semillas de letras y números a sus pequeños alumnos en el afán de inculcarles las herramientas necesarias para que, en un futuro, sean hombres y mujeres de bien, comprometidos con su familia, sus amigos y su país.

Destacamos en la figura de Vera Peñaloza a todas las maestras jardineras de la provincia de San Luis, que en muchas ocaciones duplican esfuerzos para estar a la altura de las circunstancias y así lograr el objetivo de iniciar en la educación integral a niños de todos los rincones de nuestra provincia, esas maestras que no miden distancias, ni factores climáticos para cumplir con su vocación de enseñar a los más pequeños, esas maestras que ingeniosamente logran despertar en los más pequeños la curiosidad de muchos qué y de otros tantos ¿por qué y para qué?.