Redacción de El Diario de la República.

Siguen con obras de mantenimiento y terminación. Además, confirmaron la construcción de 12 establecimientos.

Entre pedidos, necesidades y una herencia con varias grietas, el Ministerio de Educación continúa con un  plan  amplio  de  refacciones en toda la Provincia. Así lo aseguró  el jefe del  Programa Vínculos, Adolfo Romero Alaníz, quien   contó   que  tras  destinar unos 36 millones  durante el primer  semestre, ahora  invertirán alrededor de 75 millones  de pesos. Además, adelantó que para el año que viene tienen pensado construir 12 escuelas y poner  en valor otra docena.

Lejos  de  las  grandes   obras, que al encontrarse con la infraestructura  escolar  en pésimas    condiciones, decidieron seguir con inversiones genuinas que solucionen las urgencias y algunos  problemas de raíz, como el deterioro en las cubiertas de los techos,  el hundimiento de algunos  pisos y las fallas en los sistemas  eléctricos, entre una larga lista de reclamos de larga data.

“Podemos llegar a hacer la ampliación  de un aula o un cuerpo sanitario, pero en realidad la mayoría de las partidas apuntan al  mantenimiento de  la  mayor cantidad de escuelas  posibles, porque las obras nuevas,  de ma- yor envergadura, las canaliza- mos a través de otros planes. Por ello, en la primera etapa, de ene- ro a julio, distribuimos unos  36 millones  de pesos entre  casi 150 establecimientos, porque la gran mayoría  estaban abandonados, en  lo que  hace  a las cloacas,  la conexión de agua, los techos, etcétera. Entonces  no podíamos poner 5 millones en una, cuando teníamos tantas  otras en igual o peor  situación”,  explicó Romero Alaniz y anticipó  los planes para lo que queda  del año.

“Tenemos 75 millones tras una ampliación de presupuesto que pidió  el ministro  Marcelo  Amitrano.  Y  con  eso,  por  ejemplo, ya estamos  ampliando la cisterna de 4 mil a 20 mil litros de la Paula Domínguez de Bazán, por un monto de 600 mil pesos. Gestionamos el arreglo  del  tanque de la Escuela Nº 240 “Provincia de  Corrientes”,  de  Villa Mercedes,  donde  si bien  el monto  es por  60 mil  pesos,  es  un  traba- jo complicado por  la altura  del mismo. Además ya tenemos proyectado mejoras  para el resto de las localidades, como el caso de Concarán, Tilisarao  y San Martín”, afirmó el funcionario.

Otra parte del presupuesto apunta a la renovación del siste- ma eléctrico de los colegios más tradicionales de la capital, como el Nacional, la Bazán o la Técnica Nº 8, tal como  ya lo hicieron con la Juan Pascual Pringles. Además,  ya comenzaron con  la entrega  de mobiliario para  casi 90 instituciones, por unos 10 millones de pesos.

A la par, a través de programas nacionales, encararon la reparación de escuelas  rurales  y piensan construir 5 jardines  (3 para San  Luis y 2 para  Villa Mercedes), y ampliar  las salas de 4 y 5 años de 70 establecimientos del resto de la provincia.

“Para el 2017 sí, hemos  incorporado  la puesta  en valor de al- rededor de 12 establecimientos, lo que quiere  decir que vamos a ir a hacerles  un análisis detalla- do para  dejarlos  casi a nuevo.  Y también construiremos 12 es- cuelas, en el sur y el norte, principalmente en  la región  de  los Comechingones, donde hubo un gran  crecimiento poblacional”, confirmó   Romero  Alaníz,  y  le pidió  a los directores que  comprendan que cada obra requiere de un proceso  administrativo.

“Saben que estamos constantemente  disponibles para responder cualquier urgencia,  por el tema  de las cloacas, el agua o las bombas. El tema es que todo lleva un tiempo. Entonces, les pedimos a los directivos que en- tiendan que hay cosas que no se pueden resolver  de un día para el otro,  y más  porque cada  uno tiene un inconveniente distinto. Es decir, no necesitan hacer una ‘sentada’ para  pedir  algo,  porque todos tienen  mi teléfono para  pedírmelo”, decía el funcionario de Amitrano  mientras un par de directores lo esperaban al lado de la oficina.

CLAVES

Trabajosin terminar

“Cuando asumimos, pensamos que las escuelas estaban en condiciones, pero no fue así. El tema es que el gobierno anterior no sólo que no hizo el mantenimiento sino que presupuestó varias obras, hizo los llamados a licitación, y después los declaró desiertos. Y así quedaron, en la nada”, apuntó Romero Alaníz.

De acuerdo a los registros del Ministerio de Educación, al menos quince instituciones quedaron con trabajos inconclusos o directamente con expedientes en el fondo del escritorio.

Como ejemplo señalaron el del Centro Educativo Nº 17 “Hipólito Yrigoyen”, donde se realizó un acto y se firmó el llamado a licitación por su ampliación y refacción general. Sin embargo, las máquinas nunca llegaron a Santa Rosa.

Casos similares se dieron en Justo Daract (con el refuncionamiento de la Escuela Nº 82 «General Las Heras»); Villa Mercedes (ampliación de la Nº 147 Provincia de Mendoza»); Unión (remodelación de la Nº 243 «Río Negro»); y Naschel (mantenimiento integral de la Nº 250 «Tomás Espora).

Le planteamos todos estos problemas que teníamos tanto en el interior como en las ciudades más grandes, y el ministro gestionó su reactivación», contó el jefe de Programa Vínculos, y recordó que en La Punta, por ejemplo, la falta de planificación llevó a entregar viviendas sociales sin tener las escuelas necesarias.

Nosotros estamos por terminar el jardín, para mediados del año que viene; y las otras dos escuelas que faltan, para fines del 2017”, completó Romero Alaniz.

150 instituciones arreglaron entrenero y julio, por problemas en la infraestructura como así también en los servicios.

MÁS MOBILIARIO

Además de las refacciones, el Gobierno realizó 2 llamados a licitación, por 10 millones de pesos, para comprar mobiliario. Son bancos, sillas, bibliotecas y armarios para alumnos y docentes.