“Si los docentes de todas las escuelas saben escuchar y hablar de sus propias emociones, se revertirán en un porcentaje muy alto, los conflictos institucionales. Eso es lo que buscamos con las capacitaciones de medicación escolar”, explicó Cecilia Ramos Mejía. La profesora de Filosofía y Pedagogía, y renombrada especialista en mediación escolar, visitó la Escuela Pública Bilingüe Digital “Mahatma Gandhi”, de Villa Mercedes. Lo hizo para brindar una jornada intensiva de dos días, en donde a través de cortos animados, juegos y ejercicios creativos, los profesores pudieron adquirir nuevas técnicas para resolver problemas del día a día. La profesional apuntó a que los maestros trasmitan esas acciones a los alumnos, para que ellos también sean mediadores.

EL primer ejercicio que Mejía propuso, fue hacer un bingo no convencional. La idea consistió en  que los participantes:  profesores de la EPBD y docentes invitados del Instituto de Formación Docente y Continua y de la EPA Nº 1, reconocieran las cualidades y hobbies de sus compañeros.  “Cuánto más nos conocemos, menos chances hay de tener ‘roces’”, subrayó.  En los  otros  desafíos que planteó, figuraron escribir en dos frases qué esperaban del encuentro y analizar una escena de Disney sin diálogos, para  proponer un final alternativo para solucionarla. Explicó que al ver dibujos animados, las personas pueden responder mejor, porque no se sienten identificadas corporalmente con los personajes, pero sí con lo que expresan.

Los docentes manifestaron diferentes propuestas, dando paso a la creatividad y el respeto por todas las opiniones.  La directora de la “Mahatma Gandhi”, María Elena Gurruchaga, destacó que una de las prioridades de la escuela es capacitar a su equipo docente, en todas las tendencias que apuntan a una mejor educación. La escuela, ubicada en el barrio La Ribera, es pionera en la implementación de las inteligencias múltiples, resaltó.

Al resumir el encuentro, Mejía dijo “Me  encontré con un ambiente bueno. Sustentado en responsabilidad, humanismo y con cabezas abiertas. Yo intento siempre, con estas charlas, legitimar al docente. Ver sus logros y captar los recursos que tienen. Y acá hay muchos”, expresó. Agregó que el próximo paso que deberá dar la “Mahatma Gandhi”, será el de crear espacios para que los mismos niños puedan desarrollarse como mediadores.