Mediante un convenio establecieron los mecanismos para retomar las clases que se interrumpieron con la llegada de la nueva administración nacional. En diez días comenzarán a cursar nuevamente la escolaridad cerca de 700 mujeres que forman parte del programa.

Con el objetivo de brindarles la posibilidad de alfabetizarse o culminar el secundario a las beneficiarias del Plan Ellas Hacen, el Ministerio de Educación y la Municipalidad de San Luis rubricaron un acuerdo para restablecer el cursado del Plan FinEs (Finalización de Estudios). El intendente capitalino, Enrique Ponce, visitó este lunes con su equipo el despacho del titular de la cartera educativa, Marcelo Amitrano, para sellar la cooperación.

Amitrano manifestó que con la llegada del nuevo Gobierno nacional surgieron algunos inconvenientes que generaron la interrupción el plan educativo. No obstante, dijo que se logró destrabar la situación tanto para la continuidad de esa iniciativa como la orquesta juvenil que estuvo vigente hasta 2015.

“En el marco del diálogo institucional que se mantiene con el Municipio de San Luis logramos avanzar en dos temas  referidos a líneas nacionales que se venían desplegando desde la Intendencia. Uno de ellos es la orquesta,  que pronto se podrá reflotar, y el otro es el Plan FinEs. Para ello firmamos un convenio de cooperación”, subrayó Amitrano.

Sobre la propuesta de finalización de estudios, el funcionario recalcó que la implementación será en conjunto. “El Ministerio ofrecerá asesoramiento pedagógico y se cursará en ámbitos municipales que ya estaban establecidos. Se trabajará con quienes la Comuna ya tenía registrados. La idea es darle continuidad a quienes ya venían cursando”, subrayó.

“Es una muy buena noticia para chicas que están en vulnerabilidad social”

Cooperación. Además del Plan FinEs retomarán la orquesta juvenil.

El intendente Ponce hizo hincapié en que las beneficiarias de la propuesta educativa “son mujeres en estado de vulnerabilidad social, que se integran en cooperativas de trabajo”. Y aclaró que como requisito se les pide concluir sus estudios.

“Muchas de ellas son víctimas de violencia de género, así que es una medida reparadora en cuanto a derechos. Esto tiene que ver con la sensibilidad social y darles herramientas para que más allá de la asistencia del Estado, a partir de la educación, puedan encontrar un mejor rumbo y destino para sus vidas”, aseveró el jefe comunal.

“Nos hemos entendido de buena manera con el Gobierno provincial, a partir de la decisión del gobernador Alberto Rodríguez Saá. Con la ejecutividad el Ministerio de Educación pudimos superar todas las diferencias y estamos en condiciones de fijar el ciclo lectivo para primario y secundario. Pensamos en unos diez días iniciar las clases”, precisó.

Igualmente, detalló que cerca de 400 chicas están en nivel secundario y unas 300 en primario. “Los equipos técnicos del Municipio y la Provincia trabajaron coordinadamente y la currícula va a contar con el respaldo de la autoridad provincial máxima, que es el Ministerio de Educación”, concluyó.

Nota y foto: Darío Calderón – Prensa Ministerio de Educación.