El objetivo es buscar mecanismos para articular la etapa escolar con los estudios universitarios. 

El ministro de Educación, Marcelo Amitrano, y la rectora de la Universidad de los Comechingones, Agustina Rodríguez Saá, rubricaron un convenio marco de colaboración y cooperación institucional. La actividad tuvo lugar este viernes en la casa del poeta Antonio Esteban Agüero, en Villa de Merlo, donde funciona la institución universitaria.

Respecto del documento firmado, la rectora de la casa de altos estudios manifestó que se suma a una serie de respaldos para la Universidad y que, en este caso, apunta a allanar el paso de la escolaridad a la etapa universitaria.

“La Provincia de San Luis, a través del Ministerio de Educación, nos acompañará en la articulación de la escuela con la educación superior, lo cual es clave en este proyecto educativo”, aseveró.

Por su parte, el ministro Amitrano dijo que “la provincia vive una explosión universitaria con nuevas instituciones en Merlo, Villa Mercedes y San Luis, lo cual abre muchas posibilidades de trabajo y alternativas para los chicos”.

Además, dijo que se debe estar en sintonía, porque cada universidad tiene su impronta, su proyecto y visión particular. “La de Comechingones –recalcó– está encaminada hacia la innovación y la creatividad, lo cual es central. Esto en beneficioso no sólo para la producción, la vida social e institucional del Departamento Junín y la provincia sino fundamentalmente para los chicos que están hoy en nuestras escuelas”.

En ese mismo plano, el funcionario señaló que “lamentablemente en el país no es fácil encontrar casos en que el sistema escolar y las instituciones de estudios superiores estén articuladas eficazmente para potenciar recursos”.

Rosan Bosch visitó la universidad merlina

Previo a la firma del acuerdo se realizó una reunión entre autoridades de la casa de estudios y la diseñadora holandesa, Rosan Bosch, quien llegó esta semana a la provincia para ofrecer dos conferencias y aportar su visión sobre la arquitectura y el diseño como herramienta de innovación educativa.

“La invitamos para que nos ayude a pensar desde el diseño y el espacio físico la construcción de futuro y cómo manejarnos para que la infraestructura facilite el aprendizaje y no sea un obstáculo”, comentó Amitrano.

Por su parte, Rodríguez Saá precisó que la idea fue entrar en contacto con los conceptos de la especialista holandesa, porque se busca que el edificio universitario acompañe la impronta innovadora del proyecto institucional.

“Por eso es interesante conocer cómo se aborda este tema es Europa, porque los edificios deben acompañar todo el proyecto y sin duda es un tema clave”, consideró.

Nota y foto: Darío Calderón – Prensa Ministerio de Educación.