El Primer mandatario, a quien acompañó Guillermo Araujo, el ministro de Educación, dialogó con los chicos sobre su experiencia escolar, sus sueños, su visión del futuro y las posibles carreras que van a seguir. Y les remarcó que en su gestión el esfuerzo va a ser recompensado, tal como había prometido en su campaña.

El gobernador Claudio Poggi compartió un desayuno con algunos de los primeros promedios de escuelas de toda la provincia. Fue una mañana distendida, en la que primero los recibió en su despacho, desde donde les mostró la vista a la ciudad; y luego se trasladaron al primer piso, donde dialogaron sobre sus sueños, sus estudios y planes educativos futuros. En el cierre, recorrieron la terraza y se tomaron fotos que guardarán como un recuerdo imborrable.

“Como este encuentro, va a haber dos o tres más. En principio es para escucharlos, es muy interesante escuchar a quienes son el primer promedio académico de sus instituciones. Al Gobernador le gusta conocer su experiencia del paso por la escuela, su visión de futuro, qué es lo que están proyectando para este año, qué cosas creen que hay que mejorar. Es una información muy importante la que ellos nos pueden brindar”, aseguró Guillermo Araujo, el ministro de Educación, quien acompañó a los alumnos en su visita al despacho principal de Terrazas del Portezuelo.

Conocedor de lo que pretende Poggi, Araujo dijo que “al Gobernador siempre le gustó escuchar a los chicos y jóvenes, y uno de los objetivos fue ese, charlar para tomar ideas y mejorar lo que haga falta. Los chicos plantearon cuestiones desde el punto de vista pedagógico, también desde lo actitudinal, e incluso sobre su relación con el resto de los compañeros. Hablaron de problemas sociales que se meten dentro de la escuela, que no son ajenos. Y sobre todo el Gobernador les remarcó la importancia que tiene el mérito en ellos. Son chicos que se han esforzado, que han tenido el primer promedio académico y eso es algo que el Gobernador, incluso antes del 10 de diciembre, dijo que iba a reconocer”.

El mérito fue un tema recurrente en la charla, luego de años en los que pareció no ser un tópico importante para la gestión anterior. “El esfuerzo debe estar entre las prioridades en educación, pero también es algo transversal, un valor que tenemos que recuperar. Poggi se los remarcó especialmente después de felicitarlos por haber sido el primer promedio. Enseguida los alentó a que sigan con esa actitud y ver qué medidas se pueden tomar para que cada vez sean más los jóvenes que intenten superarse y ser mejores cada día”, completó el concepto el titular de Educación. Por supuesto, ese incentivo al mérito tiene que tener el apoyo de parte del Estado, y la actual gestión va a trabajar mucho en ese sentido.

En cuanto al futuro, Araujo reconoció que “los chicos tenían muy claro qué es lo que querían seguir estudiando. Tenían distintas opciones en algunos casos, dependiendo también de la situación económica, que sin duda es un factor determinante a la hora de decidir. Pero lo más importante es que ellos tienen ganas de seguir estudiando, lo que nos sirve para saber hacia dónde van a apuntar, cuáles son las carreras elegidas, las necesidades o los impedimentos que tienen al momento de decidir seguir estudiando. Esa información que nos sirve mucho para la toma de decisiones en el futuro”.