La institución celebró la fecha con un desayuno y un acto del que participó la comunidad educativa. La ministra de Educación, Paulina Calderón, acompañó la conmemoración.

Este lunes, la Escuela Nº 77 “Maestros Puntanos” de la ciudad de San Luis celebró el 31º aniversario de su creación de una manera particular, ya que docentes, directivos y personal de ordenanza jubilados -que se desempeñaron durante años en la institución- compartieron un desayuno con el personal actual, con la ministra de Educación, Paulina Calderón, e integrantes de su equipo de trabajo.

A este establecimiento educativo, ubicado en el barrio AMEP, asisten en total más de 800 alumnas y alumnos de nivel inicial y nivel primario en el turno mañana y en el turno tarde.

En la ocasión, las y los estudiantes también compartieron un desayuno en sus respectivos espacios de aprendizaje y toda la comunidad participó de emotivos actos desarrollados por la mañana y por la tarde, con la presencia de familias, autoridades, invitados especiales y la banda de música del Ejército Argentino. Además, alumnas y alumnos crearon una canción alusiva a la fecha que estrenaron durante la celebración.

“La actividad fue muy emotiva. Después de muchos años volvieron a la escuela personas por las que sentimos muchísimo afecto y que siguen siendo parte de la vida institucional de la escuela. Además es una alegría muy grande que la ministra nos haya visitado y que esté cerca”, expresó la vicedirectora a cargo de la dirección, Mirta Requelme.

Requelme también valoró la labor realizada por cada uno de los directivos y docentes que tuvo la institución educativa desde su comienzo. “Lo que se hace en esta escuela es fruto de un trabajo en equipo. Es una gran responsabilidad y un enorme desafío llevar adelante la gestión de la escuela, siempre con el gran apoyo de los docentes y de todas las personas que trabajan aquí”, sostuvo.

Por su parte, durante el acto, la docente Andrea Tapiola indicó en su discurso: “La escuela creó y crea futuro. Y actualmente es el futuro de aquellos, de hace 31 años, que regresan hoy como papás y mamás para depositar en ella toda la confianza que merece la educación de sus niños”.

Por último, dijo: “Festejar un año más de labor cumplida y comparar la escuela con aquella de hace tres décadas es tomar conciencia de la importancia de no detenerse, de continuar hacia adelante aún en los tiempos difíciles. Nos enorgullece comprobar todo el camino transitado, todos los logros obtenidos y la importancia de sumar la voluntad de todos y cada uno para que nuestra escuela sea cada día mejor”.