La herramienta le ha permitido a la institución no sólo agilizar la administración sino también ahorrar costos en hojas e insumos de impresión.

“Con sólo ingresar el DNI del alumno podemos extender el certificado escolar, porque en la plataforma tenemos reunida toda la información académica de cada chico”, explicó Margot Klug, directora de la Escuela N° 150 “Provincia de Santa Fe”. El ejemplo corresponde a una de las ventajas que ofrece la herramienta virtual de gestión de la que disponen todos los establecimientos educativos provinciales.

Foto.

Klug, que dirige la institución ubicada en Villa Mercedes desde hace una década, sostuvo que la plataforma, además agilizar trámites, “brinda seguridad porque la información ingresada no se puede alterar ni borrar, lo que es una ventaja sobre el almacenamiento de datos en papel”.

Otro aspecto que destacó es el ahorro en insumos. “Bajamos considerablemente los gastos de impresión de todo lo que se registraba en papel. Por ejemplo, antes al año usábamos más de diez resmas y ahora en medio año no hemos terminado la única que compramos. En lo que respecta a toner, antes cambiábamos cartuchos todos los meses y actualmente los de color prácticamente están sin uso y el de tinta negra está a la mitad de su carga”, dijo.

Un boletín en tiempo real

La institución tienen 479 chicos de nivel inicial hasta sexto grado y todos los datos sobre el alumnado están digitalizados. Klug manifestó que los docentes tienen clave y contraseña de acceso y cargan las calificaciones y datos de cada alumno en la plataforma, lo que significa otra ventaja. “Como todos pueden ver las notas que ha sacado un chico en las diferentes materias, consultar cuántas faltas tiene, si están o no justificadas o cuándo estuvo ausente, se puede hacer un seguimiento personalizado”, remarcó.

En ese sentido, agregó que esta carga de datos implica que el boletín esté siempre listo y sólo haya que imprimirlo. “Esto es sumamente práctico porque también se realiza el promedio en forma automática y la posibilidad de error es cero”, puntualizó.

Desde el punto de vista operativo, la directora sostuvo que los tiempos economizados en tareas administrativas, ahora son invertidos en aspectos didácticos. “De esta forma las maestras se concentran en lo pedagógico, que es su vocación y para lo que se han preparado”, consideró.

También contó que cargan los cuadernillos de estadísticas escolares, lo que facilita un monitoreo interno con datos sobre repetición y sobre edad. “Esto permite tomar decisiones para mejorar resultados pedagógicos. Los datos están al alcance de la mano y pueden ser cruzados fácilmente para intervenir rápido en cada caso”, aseveró.

Nota y foto: Darío Calderón – Prensa Ministerio de Educación.