Luego de entrevistarse con directivos, docentes, padres y estudiantes, Natalia Spinuzza insistió en los cuidados para evitar contagios de gripe A y reiteró que la escuela está en condiciones sanitarias para mantenerse abierta.

“Hoy asistieron pocos chicos en comparación con la matrícula de la institución, pero tomamos contacto con muchos padres que mañana los enviarán a clases, cantidad que irá aumentando una vez que pase el temor”, comentó la ministra de Educación.

La funcionaria recordó que el virus de la gripe A se transmite de persona a persona y que por lo tanto no es recomendable cerrar las escuelas sino reforzar las medidas de prevención.

Cristian Piccirili, padre de tres alumnos que asisten a primaria y secundaria del establecimiento educativo, expresó su solidaridad con los chicos enfermos, pero opinó que la situación “se maximizó de tal manera que no le encuentro sentido a que por las redes sociales llamen a tomar el colegio e impedir el ingreso a la escuela”.

“Esto es una locura, porque los chicos tienen que estar en clase y el control de la higiene tiene que partir desde la casa de cada uno; y si tiene gripe, que no lo mande a la escuela. ¿Por qué parar las clases? Después nos quejamos del nivel educativo que tienen los chicos”, consideró.