Un partido clave de un Mundial se disfruta (y se sufre) en cualquier lugar; en la casa, en un bar y hasta en el lugar de trabajo, “pero tiene un plus muy especial ver un encuentro tan clave como Argentina-Nigeria desde una tribuna del Estadio Único del Parque ‘La Pedrera’, por como se ve en las pantallas gigantes y como se escucha con su sistema de audio”, comentó la ministra de Educación, Natalia Spinuzza, y agregó: “Y por supuesto compartiendo este momento con gran parte de la comunidad educativa de Villa Mercedes”.

Un instante después de que la funcionaria vertiera estas declaraciones, la tribuna repleta estalló en un solo grito de “¡Gol!” cuando Lionel Messi marcó a los 13 minutos del primer tiempo, para luego darse una seguidilla de abrazos entre conocidos y desconocidos, celebrando el primer tanto de la Selección Nacional.

Finalizado el primer tiempo, la ministra Spinuzza participó en fotos grupales con alumnos de las distintas escuelas, con sus familias y con docentes, como también con algunos de los muchos vecinos de Villa Mercedes, especialmente del complejo La Ribera, que formaron parte del auditorio.

El penal cobrado a Mascherano, que derivó en el penal con el que Nigeria empató, despertó un centenar de abucheos, como si el cotejo estuviera celebrándose en el mismo Estadio Único; también cada indicio de una nueva anotación, a favor o en contra, provocaron sonoros “¡Uhhhh!”, para finalmente darse una nueva explosión de alegría con el segundo gol argentino, concretado por Marcos Rojo, celebrado con otra tanda de abrazos en la tribuna de “La Pedrera”. Luego, los minutos restantes fueron “para cortar clavos”, como se dice en la jerga popular, hasta finalmente cumplirse el tiempo, con los minutos adicionales, y el seleccionado argentino eliminó en estos octavos a su par nigeriano.

“Es un tarde hermosa la que compartimos con gran parte de la comunidad educativa de Villa Mercedes, junto a alumnos y docentes de las escuelas generativas, también de gestión pública y autogestionadas –destacó la ministra-. Ver un partido tan definitorio como Nigeria – Argentina en este lugar, que está al nivel de cualquier estadio europeo, es muy emocionante. Ha sido un alto que me tomé en la agenda de este martes y fue un enorme gusto”.