Alumnas y alumnos de la promoción “Liberios” de la Escuela Nº 5 “Bartolomé Mitre” pintaron las paredes del Centro Educativo Nº 2 “Paula Domínguez de Bazán” que habían rayado durante una serenata. 

Hace unos días, las paredes del frente del Centro Educativo Nº 2 “Paula Domínguez de Bazán” aparecieron rayadas con aerosol. Los autores de ese hecho fueron algunos estudiantes de la promoción “Liberios” de la Escuela Nº 5 “Bartolomé Mitre”, luego de realizar la tradicional serenata de fin de año.

La directora de la Escuela “Mitre”, Claudia Calloni, contó que luego del hecho mantuvo un encuentro con los tutores de las alumnas y los alumnos para encontrar una solución. “Reuní a los padres, les expliqué lo que había pasado, y ellos estuvieron totalmente de acuerdo que había que tener una acción para remediar el error. Esto habla bien de ellos como familia, y coincidimos que hay cosas que tenemos que madurar, que tenemos que rever como sociedad”, comentó.

Además, recordó: “A principio de año, ‘Liberios’ tuvo una acción muy buena cuando presentaron la promo, ya que limpiaron todo lo que habían ensuciado en la calle. También han hecho varias cosas lindas, como juntar juguetes en la escuela para niños del hospital, apadrinar un merendero, colaborar con el cuidado del medioambiente. Pero en el último peldaño de terminación del año, se equivocaron”.

La directora afirmó que dialogó con los alumnos y juntos reflexionaron sobre el mensaje que estaban dando con estas acciones. Por tal motivo, decidieron reparar ese error. “Entre las alumnas y los alumnos, abuelos, papás, mamás y hermanos juntamos dinero, fuimos al lugar donde habían preparado la pintura de la escuela ‘Bazán’ para que sea del mismo color y salimos en caravana a pintar”, dijo Calloni.

“Cuando llegamos a la escuela hablamos con la directora, Lilian Wanzo, a quienes los alumnos le pidieron disculpas al igual que algunas alumnas de la promo ‘Lissarias’. Si cada persona, grupo, promo se hace cargo de lo que no estuvo bien, vamos a ir madurando y cambiando y vamos a ser un mundo mejor, porque el que no vive para servir no sirve para vivir”, remarcó la directora de la escuela “Bartolomé Mitre”.

Y expresó: “Ojalá que esto sirva como ejemplo. Por lo pronto, con los profesores de la escuela ‘Mitre’ hemos decidido que las serenatas se las vamos a dar nosotros a los alumnos. A fin de año los vamos a invitar a comer, les vamos a cantar canciones, les vamos a preparar licuados de frutas para que vean que se puede pasar un momento hermoso de esa manera y no cometer errores”.