Como primera medida y teniendo en cuenta la delicada situación económica, les solicitaron a los docentes que sean austeros en su pedido de útiles. Y trasmitieron el requerimiento de directivos de escuelas del interior para que en sus localidades haya comercios adheridos y no tener que ir a comprar a las grandes ciudades.

En la concreción de la ‘Semana Escolar’, que arranca el próximo lunes 5 de febrero, el ministerio de Educación también tuvo una participación muy activa. Primero, para consultar en los niveles (inicial, primario y secundario) cómo funcionó en otros años la propuesta de los kits de útiles escolares. Y también en la confección, en función del requerimiento de los docentes, de listados de elementos básicos, más austeros que otros años, que los estudiantes necesitan para comenzar las clases. Así resumió la directora de Comunidad Educativa del ministerio de Educación, Celeste Aparicio, la tarea que llevó adelante en los últimos días.

“Los primeros días de enero la subdirección de Proyectos Interinstitucionales del Ministerio empezó a trabajar con una convocatoria que hizo Defensa del Consumidor, en la que también participó el ministerio de Desarrollo Productivo. Llevamos la información que relevamos, con esa propuesta participamos de la reunión, que fue muy positiva. Dialogamos con los comerciantes, que han tenido una apertura importante para conciliar en este momento tan difícil desde lo económico. Los productos varían de precio permanentemente, por eso valoramos el gran gesto del sector privado de contemplar lo más necesario para que un estudiante pueda empezar la cursada”, dijo Aparicio.

Por otro lado, la cartera educativa “pidió a los directivos con insistencia para que las listas de útiles que hagan en sus escuelas sean más acordes a la realidad que vivimos”, reiteró la funcionaria. En las papelerías, los tutores encontrarán kits con productos básicos para cada nivel educativo, cada uno a un costo de $10.000. “Los comerciantes también van a hacer sus propias ofertas y descuentos en otros productos que no estén contemplados”, agregó.

Directivos de escuelas del interior hicieron una solicitud especial a las autoridades de Educación: tener la posibilidad de que en sus localidades u otras cercanas haya comercios adheridos, para adquirir los kits sin tener que viajar a San Luis capital o a Villa Mercedes. “Eso es federalizar la iniciativa, nos pone muy contentos que se haya podido lograr y cumplir con el mandato del gobernador Claudio Poggi, que nos pide atarnos a la realidad. El ministro de Educación, Guillermo Araujo, también nos ha solicitado que trabajemos fuertemente para estar presentes y activos en esto”, concluyó la funcionaria.