Se trata de la segunda edición de este certamen de nivel internacional, que será en el Palacio Pizzurno, en Buenos Aires.

Con el entusiasmo de dar a conocer y medir sus proyectos con ideas de chicos de distintos puntos de Argentina y otros países, el próximo lunes partirán hacia Buenos Aires alumnos de las escuelas N° 8 “Mauricio Pastor Daract”, N° 14 “Doctor Luis Luco”, y N° 6 “Carlos Sadoc San Martín”. Se trata de estudiantes de secundario que participarán de la “2° Feria Internacional de Emprendedorismo Escolar”, a realizarse en el Palacio Pizzurno, en Buenos Aires, del 28 al 30 de junio.

 Las iniciativas de los chicos puntanos implican un dosificador electrónico que regula el consumo de sal, un proyecto de inseminación artificial porcina, y un campamento para emprededores. Previo a su viaje, los estudiantes fueron recibidos por el ministro de Educación, Marcelo Amitrano, quien se interiorizó sobre las propuestas.

“Los chicos trabajaron los proyectos en sus establecimientos escolares, han ido superando instancias y llegaron al vértice de la pirámide. Si ganan o no será otra discusión, pero han llegado al máximo nivel representando nuestra provincia. Son ideas que están muy asociadas a la realidad local, que tienen que ver con el futro de San Luis y pueden ser aplicadas más allá de los resultados en el certamen”, remarcó.

El funcionario agregó que les encomendó a los alumnos que disfruten el momento, que se vinculen, conozcan y absorban todo lo que puedan para luego compartir sus experiencias con sus compañeros y amigos.

También, explicó que los trabajos de los chicos sanluiseños fueron parte de distintas instancias de la Feria Nacional de Ciencias y que reúnen las condiciones establecidas por la Coordinación Nacional y Provincial de Ferias de Ciencias.

Los chicos le detallaron sus proyectos al ministro de Educación.

Ideas bien puntanas

Ciro Fenoy, de la escuela N° 6 de El Volcán, manifestó que el proyecto que presentarán se denomina “Emprendedores al servicio del turismo”. Precisó que implica un campamento para alumnos del establecimiento centrado en actividades de emprededorismo. “El objetivo principal es que los chicos se animen a tener una meta o una idea y que no se traben. Generalmente pasa que generan un emprendimiento y se estancan. La idea es fomentar su creatividad”, dijo.

El joven Osvaldo Monasterolo, de la escuela N° 14 de Villa Mercedes, detalló que presentarán una iniciativa que inició en 2013. “Se apunta a la inseminación artificial y busca mejorar la tecnología para los pequeños y medianos productores de la zona, mejorar la sanidad y el manejo de las instalaciones”, contó.

Asimismo comentó que a través de los ministerios del Campo, Educación y del  Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET) construirán un laboratorio en la escuela y un galpón para albergar veinte cerdas con dos padrillos. “Con esto podemos desarrollar el sistema de dosis de semen y las técnicas de inseminación y capacitar a los alumnos para que ayuden a los productores. Si se lastima o muere un padrillo, con las dosis de semen se los puede reemplazar”, ejemplificó.

Mientras que la alumna Milagros González, del establecimiento N° 8 de la ciudad de San Luis, expresó: “Nuestro proyecto comenzó el año pasado con los alumnos de sexto año y se basa en la producción de un dosificador electrónico de sal, que regula y controla la cantidad necesaria que debemos consumir por día. Se maneja en una dosis de 2,5 que es la mitad de lo indicado por día. Este año, la meta fue mejorar el producto y que llegue a los hogares y se comercialice. Hay formatos diferentes para ambientes rurales, comercial y domestico”.

Nota: Darío Calderón – Prensa Ministerio de Educación.